viernes, 4 de marzo de 2022

Historias del Barrio: el reportaje del Diario Regional sobre el complejo textil (1957)

 




Historias del barrio: La huerta del Tío Chaqueta

 La Huerta del Tío Chaqueta es el nombre con el qué, hace ya unas cuantas décadas, se conocían los terrenos qué existían entre el colegio Miguel Delibes y la actual calle Tierra. Allí, como en otras muchas zonas del Barrio existieron distintas huertas y tierras de labor, siendo una parte de ellas reconocidas como de un tal 'tío chaqueta'. No debían ser muy grandes las huertas de este señor, pero si que calo su nombre en la memoria popular del barrio sobre todo a partir de los años 70. 

A finales de los 80 se trasladó el campo de fútbol desde donde hoy se encuentra el aparcamiento del Ambulatorio del barrio hasta los terrenos de las antiguas huertas colindantes a la calle Tierra.

 

1990: comienzan los trabajos de urbanización

Hoy día muchos de quienes nos hemos criado en La Victoria seguimos recordando con cariño este lugar, por ser espacio donde disfrutábamos del tiempo libre y de las aventuras y juegos infantiles. Allí se hicieron varias reivindicaciones, se celebraron actividades en las primeras fiestas populares que preparó la Asociación Vecinal, también estuvo situado un mercadillo semanal durante varios años y, ya a partir de los años 90, fue el espacio donde comenzó a desarrollarse el Plan Parcial de La Victoria, su urbanización total, construyendo distintos equipamientos deportivos (piscina, frontón y campos de fútbol), junto con un pequeño pero coqueto parque que sirve de transición hasta el comienzo del Jardín Botánico y el Delibes, aquel colegio que era como una insula en los arrabales del barrio.

---

Las siguientes fotografías han sido cedidas por Fernando, vecino y socio de Los Comuneros.

Rincón de encuentro creado por el vecindario, a finales de los 70, con unos pequeños bancos, en el comienzo de la calle Tierra con Fuente El Sol

Junto al comienzo del Camino del Obregón, final de calle La Victoria, se solicitaba con insistencia una mejora urbanística.

La calle Fuente El Sol comenzó a mejorar su estado con del desarrollo del plan parcial del barrio. La antigua carretera asfaltada era frecuentada por las líneas de bus nº6 y nº17.

 

Las atracciones de los feriantes junto con alguna otra actividad se desarrollaron en este solar los primeros años de fiestas populares

El mismo espacio de la imagen superior en la actualidad  

Historias del barrio: el Convento de Nuestra Señora de la Victoria

 Fueron los “Mínimos”, por considerarse los últimos al servicio de los demás, y como seguidores de la vida ermitaña de su fundador San Francisco de Paula, quienes tuvieron a bien seguir una regla de vida severa y dura desde la muerte de su fundador allá por el año 1506. Ya unas décadas antes, y por mandato del Papa Sixto IV, se constituyeron como “Sagrada Orden de los Mínimos”. Esta orden comenzó a difundirse con rapidez por buena parte de Europa, y no en menor importancia por España. El primer convento de los Mínimos fue fundado en Málaga (1493) con el respaldo de los Reyes Católicos, a quien su fundador había anunciado la victoria sobre los musulmanes. En recuerdo de tan acertado vaticinio estos reyes dieron por nombre al convento como de la Virgen de La Victoria, pasando los frailes a ser conocidos como “hermanos de la victoria”.

 

En torno a los años 60 del pasado siglo. Últimos años de vida de la iglesia

Valladolid fue lugar para crear su segunda fundación, por ser “pueblo tan insigne y principal como lo es esta dicha villa por no haber entonces en ella monasterio de la dicha orden habiéndoles como los había de todas las demás”. En estas fue cuando el padre fray Bautista de Herrera solicitó a las autoridades locales “le diesen e señalasen un sitio o suelo para edificar la dicha casa e monasterio”. Accedieron los regidores del Concejo (a la sazón los concejales de hoy día), no encontrando “ninguno que fuere más suficiente ni tan a propósito como la iglesia del bienaventurado mártir y confesor San Roque que es frontero de la iglesia del señor San Sebastián fuera de la puente extramuros de la dicha villa”. Las conversaciones entre los frailes y los cofrades de San Roque desembocaron en acuerdo firmado el 3 de octubre de 1543, cediendo la cofradía los terrenos y la antigua iglesia de San Roque para edificar en ellos el monasterio, espacio situado justo en el cruce de caminos de Cigales y de Fuensaldaña, lindando con el ya comentado pradillo de San Sebastían. Lo que hoy conocemos como Avda. de Burgos.

Con ello, fue en 1544 cuando se comenzaron a construir edificios anejos a la iglesia cedida, entre los que destacó la parte conventual, así como un colegio para la formación de frailes de la orden. Es curioso reseñar que había que entrar por oposición y certificando condición de cristiano viejo. En la consolidación de este espacio tuvo mucha relevancia un prohombre de la ciudad: el licenciado Hernando de Villafañe, antiguo oidor de la Real Chancillería, y miembro del Consejo Real, quien potenció y promocionó el convento. En el año 1595 se dá un paso decisivo en la historia del convento. Los cofrades de San Roque ceden en su totalidad la iglesia a cambio de 3000 ducados, si bien habría de mantenerse como primera advocación el nombre de San Roque y continuar celebrando las procesiones en honor al santo. La comunidad, en sus años de mayor esplendor (s.XVII) llegó a mantener en torno a los 30 religiosos, si bien el declive fue comenzando a lo largo del siguiente siglo (XVIII) llegando al año 1806 con tan solo 15 indiviudos.

La Guerra de la Independencia y las sucesivas invasiones de tropas francesas a la ciudad, supusieron para este convento cambios decisivos en su ya decadente historia. Dado su estratégico emplazamiento el lugar fue constituido como cuartel y espacio para guardar las caballerias de la tropa. Se mantuvo libre la iglesia, si bien de ella se quitaron muchas maderas y vigas para combatir el frío y apuntalar puentes. En 1818, y según narraciones de la época, la iglesia fue saqueada, y el convento finalmente fue clausurado en 1821.

 

Meses antes del comienzo de su derrumbe

En 1826 se abrió al culto de nuevo la iglesia, y sería en 1886 cuando adquirió la categoría de parroquía que sigue manteniendo. Los problemas de mantenimiento seguían siendo importantes, y en 1901 tuvo que cerrarse por amenaza de derrumbe hasta que fue reabierta dos años después. Todos los edificos anejos estaban prácticamente abandonados y tapiados, dejados en un proceso de ruina permanente.

La iglesia y parroquia resistió en su emplazamiento hasta que la piqueta decidió tirarla en 1964. Se conservaría parte de la fachada eliminado dos filas de sillerías, trasladándola hasta el actual emplazamiento de la misma, en la calle Fuente El Sol, donde fue reinagurada en el año 1967 y hasta la actualidad.

El antiguo solar de la iglesia sirvió, en un principio, para crear instalaciones fabriles (la primera fábrica de INDAL) y después, ya en los años 80 de la pasada centuria se reconvirtió el espacio para distintos usos administrativos de la ciudad: Policia Local, Centro Cívico y Centro de Personas Mayores.

 

Estado actual del antiguo emplazamiento de la iglesia y convento

Como anecdota curiosa señalar que según hemos constatado en difrentes fuentes, las cuales tomaron datos del índice de escrituras del convento, en esta iglesia por cada misa que se ofrecía en el altar colateral del evangelio (de San Francisco de Paula) era sabido que “se sacaba un ánima del Purgatorio, y así es grande la devoción de los vecinos de esta ciudad” por ser venerados en la misma tanto en vida como después en muerte.

Desconocemos si este privilegio o virtud se sigue manteniéndose en la actualidad... de ello hablaremos en una futura reseña.

---

Las bases para la elaboración de este texto han sido tomadas de la muy recomendable obra “Patrimonio Perdido. Conventos desaparecidos de Valladolid” de la profesora MªAntonia Fernández del Hoyo (1998, Ayuntamiento de Valladolid).

Historias del Barrio: La Fuente El Sol en los años 70

 Serie de imágenes de la inauguración de la reforma realizada a comienzos de los años 70: colocación de los bancos de piedra, el estanque, los juegos infantiles...

No hay ninguna descripción de la foto disponible.No hay ninguna descripción de la foto disponible.No hay ninguna descripción de la foto disponible.No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Historias del Barrio: los inicios del desarrollo (años 60)

 

Historias del Barrio: los inicios del desarrollo (años 60)

Si nos damos un paseo por nuestro barrio, su configuración y viario que actualmente dispone se fue configurando desde mediados del siglo pasado. Los distintos planes de desarrollo urbanístico que tuvo Valladolid (lo que ahora conocemos como PGOU), tuvieron su impronta en esta zona de la ciudad (p.ej. el Plan Cort).

Primeros meses de 1960: un barrio a punto de cambiar

Os presentamos una de las fotografías qué más información nos presenta del barrio a mediados del siglo pasado. Se trata de una imagen oblicua de la colección que el Instituto Cartográfico de Cataluña dispone de los fondos de la empresa SACE (Sistemas Aéreos Comerciales Españoles) ubicada en Barcelona y operativa entre los años 1960 y 1986.
Las fotografías fueron tomadas desde un avión Piper PA-18A-135 Super Cub con emulsiones en blanco y negro y en color a partir de encargos de particulares y empresas. De ahí que se fotografiaran muchas urbanizaciones, fábricas, zonas industriales, etc.
En este ejemplo la imagen (del año 1960) peretence a un vuelo contratado por la empresa Textil Castilla en aquellos años, quizás para potenciar su imagen de modo publicitario o tan solo para crear impresiones y decorar las paredes de las oficinas. Quién sabe. El asunto es que podemos encontrar muchos detalles de como se encontraba el barrio justo al comienzo del despegue del periodo de desarrollismo que Valladolid y otras ciudades tuvieron a partir de esos años con los procesos migratorios vicnulados a la búsqueda de trabajo.

La fotografía con una vista NE-SO comienza, en un primer plano, desde los terrenos colindantes a la actual calle Tierra, aún por urbanizar, con alguno de los primeros edificios de cuatro plantas más bajo que tuvo el barrio. Entre ellos el situado en la esquina de c/Fuente El Sol con Tierra. Destacan las huertas de la zona (se acuerdan del Tío Chaqueta) y el solar que años más tarde se configuró como plaza del Cosmos y donde se intuye una de las vaquerias del barrio (muy abundantes en esos años). Apreciamos, unas calles más hacia el oeste, la configuración a modo de ensanche ordenado de un viario entre las calles Dársena y Perpendicular, con numerosas viviendas del tipo "molinero" de las cuales quedan vestigios interesantes hoy día. El solar del "aserradero" también se localiza con facilidad pues aún mantiene la misma configuración. En la calle Dársena se ven las viviendas asociadas a la empresa textil (bajo más dos) así como otros bloques de viviendas de reciente construcción en lo que ahora es el cruce donde se situa la iglesia de La Victoria. Más destacables son los terrenos que ocupaba todo el complejo industrial y textil de la dársena del Canal de Castilla, donde ahora tenemos la plaza Solidaridad o el Colegio Pedro Gómez Bosque. Las laderas de la cuesta de La Maruquesa y Fuente El Sol, con pocas viviendas aún, se distinguen del mismo modo. Y ya, fuera de los límites de nuestro barrio y más allá de la actual Avda. Gijón, se atisba el barrio Girón (con menos de 10 años de vida en esas fechas) y una arboleda asociada a un vivero de cultivos en lo aque ahora es parte de la calle Mieses y los grupos de torres de viviendas en Huerta El Rey.

Otras vistas del mismo vuelo se tomaron desde una vista SO-NE. Aquí con el Canal de Castilla y dársena en primer plano. Se ven las antiguas barcazas varadas, la Compañia del Canal acaba de concluir la explotación navegable. La parcela con arbolado es donde ahora se encuentran las torres de vivienda de la calle Mieses. Se trataba de una especie de vivero hortícola. Una pequeña construcción (torreta) diferencia este espacio del solar (o eras) donde actualmente está el parque de bomberos y otras dependencias municipales. En la siguiente vista S-N todo el desagüe del Canal (huertas) y vista central de HEMALOSA. Más al norte se atisba el parque de La Fuente El Sol con algún pinar ya despuntando (fueron plantados a finales de los años 30).

Dársena del Canal de Castilla en 1960

sddársena del Canal

La depuradora de las Eras ya estaba construidaddepuradora de Las Eras