jueves, 2 de mayo de 2013

LA HUERTA SIN PUERTA COMIENZA SU SEGUNDA TEMPORADA

La Huerta sin Puerta

El próximo 4 de mayo se celebra en La Huerta Sin Puerta la inauguración de la temporada de este año con la instalación del sistema de riego y el trasplantado de las plantas de verano. Un proyecto que nació como un sueño del barrio, se ha convertido ya en toda una realidad que crece día a día.

Ha pasado casi un año desde aquel 1 de julio en el que nació La Huerta Sin Puerta. Casi sin pretenderlo, pero con la ilusión de dieciséis asociaciones y colectivos del barrio y un par de cientos de vecinos, nos armamos de valor para poner en tres dimensiones el proyecto que llevábamos varios meses dando forma.

Hoy, La Huerta Sin Puerta es una realidad que se ha hecho sitio en el barrio y en el corazón de muchos de sus vecinos; unos que están implicados en el riego, en el mantenimiento o en la programación de sus actividades; otros muchos, que miran con simpatía este proyecto vecinal y comunitario que quiere sacar del abandono y dar un mejor uso a un solar perdido de nuestro barrio.

Y como las huertas no conocen de descansos y la primavera acelera sus ritmos, este próximo 4 de mayo La Huerta Sin Puerta da su siguiente paso y se pondrá sus mejores galas para recibir a quienes se animan a echarle una mano.

Por un lado, los participantes en las V Jornadas Ecologistas de Valladolid, que acaban su actividad formativa y reflexiva de las pasadas semanas en nuestra huerta aportando su granito instalando el sistema de riego. Por otro, todos los chavales y chavalas del barrio que han estado cuidando toda la primavera las plantas que sembraron el pasado mes de marzo. Ellos se encargarán de la plantación del huerto ayudados, seguro, por vecinos, mayores, jóvenes, expertos o aficionados que se acercarán también a echar una mano, proponer ideas, resolver problemas, etc.
La Huerta Sin Puerta quiere ser un proyecto del barrio y está deseando contar contigo para crecer. No hace falta conocimientos de horticultura, ni tienes que tener ninguna herramienta especial; solo tus ganas de hacer y compartir tu tiempo en hacer de este rincón del barrio un espacio grato, útil y de encuentro.

Y para que esto siga así, La Huerta Sin Puerta sigue llamando a las puertas del Ayuntamiento para hacer esta iniciativa algo más sólida y para convertir lo que está siendo casi un experimento, en un proyecto consolidado y legalmente formalizado. Por eso nos hemos reunido con varios representantes del Ayuntamiento y seguimos con interés las noticias que nos van llegando de esa casa. Según diferentes informaciones parece que, gracias o por culpa de nuestra iniciativa, el Ayuntamiento está planteándose regular el desarrollo de un programa de huertos sociales en distintos barrios de la ciudad que se sumen a la exitosa iniciativa de Huertos de Ocio de INEA. Esperamos con cierta ansiedad esta propuesta de regulación y deseamos que el ayuntamiento aproveche esta oportunidad para dar cobertura a iniciativas que, como la nuestra, tienen un carácter educativo y comunitario que no tienen otras.

Pero pase lo que pase, La Huerta Sin Puerta no conoce de trámites ni de ordenanzas y sigue con el ritmo que le marca la naturaleza y no los despachos oficiales: en mayo toca plantar y en julio recoger la que promete ser una generosa cosecha de ajos; y ahí seguiremos. Y en este boletín también, para contarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario